Consolidación en las Bolsas internacionales
Carlos Bocanegra Baquero

Los principales índices bursátiles, como el EuroStoxx 50, el S&P 500 o el Nasdaq 100 acumulan rentabilidades superiores al 20% en el año actual 2021, muy por encima de otro tipo de activos de inversión. La temporada de presentación de resultados ha concluido con la mayoría de compañías del S&P 500 batiendo expectativas del mercado, lo que ha permitido alcanzar nuevos récords históricos en las Bolsas americanas, y también en algunos mercados europeos, como el alemán, recogiendo la recuperación económica en la mayoría de sectores productivos.

Sin embargo, el surgimiento de una sexta ola de contagios por covid-19, así como la aparición de una nueva variante del Covid en Sudáfrica, o la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento y PIB en algunos de los principales países desarrollados, junto a los cuellos de botella en las cadenas de producción y suministros, elevados precios de las materias primas y productos energéticos, que han elevado los niveles de inflación, han hecho saltar las alarmas en los mercados financieros, por el temor a nuevos cierres de la economía provocados por la nueva ola de contagios, como está sucediendo en algunos países centroeuropeos. La nueva variante del Covid aparecida en Sudáfrica se está traduciendo en cierre de fronteras de países como Reino Unido o Israel con varios países africanos, lo que está teniendo un impacto negativo en valores ligados al sector turístico y consumo, provocando nervios en las Bolsas, tras alcanzar máximos en días previos, y los inversores buscando refugio en el T bond, cuya rentabilidad se ha visto reducida a niveles de 1,56%. En este sentido, habría que tener en cuenta la efectividad de las vacunas actuales frente a las nuevas variantes de Covid, y también, vigilar de cerca la inflación en EEUU y Europa, así como los datos de ventas del Black Friday, para calibrar cuál es la solidez del consumo privado, clave dada su elevada contribución al PIB en las economías más desarrolladas.

En nuestra opinión, las caídas en renta variable y consolidaciones de precios hasta niveles relevantes de soporte en las Bolsas son oportunidades de compra, dado que los apoyos de fondo al mercado por parte de los Bancos centrales se mantienen, también el escenario de recuperación de beneficios empresariales en el medio plazo, por lo que consideramos que la renta variable sigue siendo el activo que presenta mejor binomio rentabilidad-riesgo, tal y como ha sucedido en los últimos meses, sobre todo, en un entorno de bajos tipos de interés, cercanos a cero, o incluso negativos, como sucede en Europa. Desde un punto de vista técnico, manejamos un escenario con rangos iniciales de 8.250 a 9.300 puntos para el Ibex 35, de 3.900 a 4.400 puntos para el EuroStoxx 50, y de 4.500 a 4.700 puntos para el S&P 500, cerca de máximos históricos.

Compartir es demostrar interés!

34 comentarios sobre “Consolidación en las Bolsas internacionales
Carlos Bocanegra Baquero

Comentarios cerrados.