“Un puerto sin conexión ferroviaria está condenado a la desaparición”
Superada la pandemia con una potente recuperación económica, la dársena motrileña está llamada a su apertura total a los ciudadanos. “Es un proyecto ambicioso que supone la mayor inversión en la historia”, explica García Fuentes, y detalla la cantidad: 38 millones de euros

El Puerto de Motril ha sufrido, como cualquier otro actor económico de primera fila, el impacto de la pandemia. Pero a diferencia de otras dársenas del país, sus gestores fueron capaces de convertir esta crisis en una oportunidad y por ello la recepción de materias primas como pasta de papel, combustibles o alcohol, fue un objetivo perseguido y alcanzado para garantizar que España no quedara desabastecida de los principales integrantes de productos que todos hemos necesitado: desde mascarillas a geles hidroalcohólicos. Su presidente, José García Fuentes, considera que una vez se ha llevado a cabo esta importante labor, quedan retos aún mucho más complicados de alcanzar para el recinto portuario motrileño. Entre ellos se encuentra el de recuperar una conexión potente entre la ciudad costera y su puerto que ya tiene cifras: se actuará sobre una superficie de 412.000 metros cuadrados, con una inversión de 38 millones de euros, que será financiada con la colaboración público-privada. Pero su trabajo y el de todos cuantos lo hacen en el puerto de Motril, tampoco acabará aquí. Queda la proyección turística, la pelea por la conexión ferroviaria tanto con Granada como con el Corredor Mediterráneo… un buen número de proyectos de los que habla en la entrevista mantenida con GRANADA ECONÓMICA.

Después de la incidencia negativa de la pandemia para todos y sobre todo en la actividad económica y portuaria ¿en qué momento se encuentra el Puerto de Motril?

A pesar de que la pandemia nos ha supuesto una reducción de la mercancía general, fundamentalmente la derivada de la inactividad de las líneas marítimas regulares con el norte de África desde marzo de 2020, el Puerto de Motril ha incorporado nuevos tráficos, de manera que hemos conseguido paliar ese impacto negativo, llegando a ser uno de los puertos de Interés General del Estado que más ha crecido porcentualmente en 2021. Durante la pandemia, el Puerto de Motril jugó un papel importante en la cadena logística para el suministro de materias primas vinculadas a la crisis sanitaria, con incrementos en la importación de pasta de papel, combustibles para el sector del transporte y alcohol para la fabricación de hidrogeles, además de la pesca, que mantuvo abastecidos los mercados. Ahora mismo, los esfuerzos que estamos haciendo, en relación a la actividad portuaria, están encaminados a recuperar las líneas regulares con TangerMed, Nador y Alhucemas que, sin duda, situarán al Puerto de Motril en cifras récord en tráfico de mercancías de toda su serie histórica.

Hemos visto que el Puerto de Motril ha experimentado una fuerte transformación, fruto de las obras del Plan Director. ¿Cómo ha cambiado el recinto desde su llegada a la presidencia?

Desde que asumí la presidencia de la Autoridad Portuaria me marqué una serie de objetivos. El primero de ellos era incrementar el volumen de mercancías y pasajeros. Para ello hemos desplegado una intensa acción comercial que ha derivado en la incorporación de nuevos tráficos y el aumento de las escalas de cruceros. Otro objetivo era la ocupación de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) que también ha experimentado un incremento en el número de solicitudes de concesiones, ya cercana al 90% de ocupación de los terrenos, desde empresas locales a grandes multinacionales. La mejora de la conectividad vinculada a la línea ferroviaria y la apertura del puerto a la ciudad, fueron otros retos que me planteé como presidente. En este sentido, se han desarrollado numerosas obras de infraestructura vinculadas a la consecución de esos objetivos.  Entre otras, la remodelación del viario interior del puerto para mejorar la accesibilidad, el acondicionamiento de la terminal marítima, proyectos en materia medioambiental, el nuevo acceso desde la autovía para las cargas de proyecto, adaptación para la especialización de nuestro puerto en cargas de gran volumen, como las aspas de los aerogeneradores eólicos, la remodelación de la lonja y la pasarela sobre el muelle pesquero para mejorar la funcionalidad y la movilidad.  Inversiones por un total de siete millones de euros en dos años.

Una gran aspiración de la ciudad de Motril ha sido siempre recuperar la conexión con su puerto, ¿cómo está trabajando la apertura del recinto a la ciudad?

Hemos puesto en marcha el Plan Director de Infraestructuras, un proyecto ambicioso que supone la mayor inversión en la historia del Puerto de Motril. ‘Motril, Puerto abierto’ supondrá la consecución de un viejo anhelo de todos los motrileños: contar con un recinto portuario abierto a la ciudad, que interactúe y que pueda ser disfrutado por vecinos de los barrios portuarios, los motrileños y los turistas que nos visiten. El proyecto contempla la actuación sobre una superficie aproximada de 412.000 metros cuadrados, con una inversión público-privada de 38 millones de euros que definirá la zonificación de los usos en los espacios habilitados. Se actuará sobre toda la fachada marítima, abriendo una nueva dársena para albergar los usos náutico-deportivo y pesquero; de este modo, se va a rellenar la actual dársena pesquera, ganando una plataforma logística para mercancía limpia.  El resultado será el agrupamiento y concentración de los espacios según sus usos.

Será, por tanto, un puerto con tres dársenas…

Efectivamente, el Plan Director de Infraestructuras tendrá como resultado un puerto con tres dársenas. Una exclusiva de mercancías, la de Azucenas, alejada de los núcleos poblacionales; otra central, destinada exclusivamente para el tráfico de pasajeros, tanto de líneas regulares de ferry en los muelles de Costa y Levante, como de turismo de cruceros en el nuevo muelle de Poniente; y la nueva dársena que se va a construir, junto a toda la fachada marítima de contacto entre el puerto y los núcleos de Varadero y Santa Adela, que quedará abierta a la ciudad y, por tanto, transitable, fuera del recinto aduanero e integrada en su trama urbana.  Esta nueva dársena albergará los usos deportivos, con 700 amarres y zonas de servicios, varadero…, y el uso pesquero, con suficientes atraques, nuevas instalaciones, lonja, zona de rederos, restauración y centro de interpretación, entre otros. Es precisamente esta zona la que se abre e integra en la ciudad, donde se van a desarrollar las zonas de equipamientos y servicios, con zona comercial, de ocio, cultural, turística, restaurantes, etc, para tener en la provincia una oferta comercial y turística de primer nivel.

En cuanto a la acción turística, ¿qué balance hace de su presidencia de Suncruise y qué futuro ve en el futuro de cruceros en la provincia de Granada?

Lo que pretendemos es la promoción de Andalucía como destino de cruceros y como destino náutico-deportivo, con la incorporación de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía que engloba los 36 puertos de competencia autonómica. Estamos convencidos de que Andalucía tiene un enorme potencial dentro del sector, al igual que ocurre con el turismo en general. Desde Suncruise se ha diseñado un plan de acción para alcanzar ese objetivo, en estrecha coordinación con la Junta de Andalucía, como patrocinador de la mayoría de las actuaciones. Entre otras acciones, sobresale el Congreso Internacional de Turismo de Cruceros de Andalucía (CITCA) del que ya se ha celebrado la segunda edición, y cuyo objetivo es mostrar la unión y la fortaleza del sector turístico andaluz, así como aportar conocimiento e innovación con el fin de preparar al tejido empresarial para arrancar en la mejor posición posible de cara a la recuperación de la demanda turística.

Este trabajo de promoción ¿implicará a otras administraciones y entidades?

Sin duda alguna que estarán. En lo que respecta a la provincia de Granada, es una de las que más proyección tiene dentro de ese margen de crecimiento que auguro para Andalucía.  La variedad paisajística, la riqueza cultural, gastronómica, unido al enorme atractivo de la Alhambra para el sector crucerístico, puedo concluir en que, si hacemos bien el trabajo de promoción, el Puerto de Motril será el de la provincia de Granada para los pasajeros de cruceros. Para ello estamos trabajando con los ayuntamientos de Motril y de Granada, el Arzobispado, los consistorios de la Costa Tropical, la Diputación Provincial y la Mancomunidad de Municipios, para presentar una oferta turística completa ante navieras, turoperadores y agencias. Somos los primeros convencidos de que nuestro destino es realmente atractivo y de que el trabajo promocional con todas las administraciones dará sus frutos en beneficio de la economía y la creación de empleo.

Visión empresarial 

¿Qué ofrece el Puerto de Motril a las empresas de la provincia?

El Puerto de Motril es y debe ser el de la provincia de Granada. Que las empresas granadinas tengan un Puerto de Interés General en la provincia supone un enorme activo, y una oportunidad para la importación, la exportación y la actividad comercial, que para sí quisieran otras provincias. Queremos en ese sentido que se tome conciencia de ello. Factores de ventaja son, entre otros, la cercanía, la buena operatividad y agilidad en el transporte, lo que se traduce en un ahorro económico para las empresas y en la reducción de la huella de CO2. Ofrecemos una ventana abierta al mundo para el tráfico de sus productos que los hace más competitivos en los mercados.

¿Qué demandaría de las administraciones para mejorar el puerto y sus posibilidades?

Sin ningún género de duda, la mejora de la accesibilidad para el transporte y la logística.  Me refiero a mejoras en las comunicaciones por carretera y, fundamentalmente, la implantación de la conexión por ferrocarril. Para ello es importante la inversión económica de las administraciones y la colaboración en las iniciativas portuarias para favorecer la cadena logística y de transporte y la mejora medioambiental.

Una reivindicación histórica es la conexión ferroviaria entre Granada, Motril y el puerto. ¿La descarta o cree que será posible a largo plazo?

El de Motril, no puede ser el único Puerto de Interés General del Estado sin conexión ferroviaria en destino, máxime cuando las directrices europeas obligan a los gobiernos nacionales a establecer esas conexiones.  De ninguna manera el Puerto de Motril puede quedar fuera de los diferentes corredores (Mediterráneo y Central) conectándose con Granada, y así se pone de manifiesto en el documento suscrito en su día por las administraciones, colectivos sociales, partidos políticos, sindicatos… en el que se recoge que la conexión del Puerto de Motril es parte indisoluble y asociada al Corredor Mediterráneo a su paso por Granada. Un puerto sin conexión ferroviaria es un puerto condenado al ostracismo y a la desaparición a medio plazo y esto tendría unas terribles consecuencias económicas y de pérdida de empleo para toda la provincia de Granada, que bajaría en competitividad respecto de otras provincias vecinas. En ese sentido, hemos reclamado al Gobierno Central que incluya entre sus propuestas esta infraestructura ferroviaria Motril-Granada, cuya reivindicación se remonta al siglo XIX. Es una oportunidad histórica, puesto que ahora ya existe un estudio de viabilidad técnica y económica que ha sido elaborado por la UGR por encargo de la Autoridad Portuaria. Y además existen fondos europeos diseñados expresamente para este tipo de infraestructuras.

Compartir es demostrar interés!

4 comentarios sobre ““Un puerto sin conexión ferroviaria está condenado a la desaparición”
Superada la pandemia con una potente recuperación económica, la dársena motrileña está llamada a su apertura total a los ciudadanos. “Es un proyecto ambicioso que supone la mayor inversión en la historia”, explica García Fuentes, y detalla la cantidad: 38 millones de euros

Comentarios cerrados.