Incremento de volatilidad en las Bolsas tras el verano
Carlos Bocanegra Baquero. Director Renta 4 Granada

Tras un cierre del primer semestre de 2021 con rentabilidades superiores al 10% en los principales índices europeos y norteamericanos, la volatilidad ha vuelto tras las vacaciones veraniegas, aunque los principales índices como el EuroStoxx 50, el S&P 500 o el Nasdaq 100 acumulan rentabilidades cercanas al 20% en el año actual, muy por encima de otro tipo de activos de inversión. La temporada de presentación de resultados ha concluido con la mayoría de compañías del S&P 500 batiendo expectativas del mercado, lo que ha permitido alcanzar nuevos récords históricos en las Bolsas americanas. Se espera que en la segunda parte del ejercicio continúe la recuperación económica gradual y global, si bien es cierto que existen algunos riesgos encima de la mesa, que podrían incrementar la volatilidad en las Bolsas, como la delicada situación financiera de la compañía inmobiliaria china Evergrande, en relación al pago de su elevada deuda, el surgimiento de nuevas cepas del covid-19, o la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento y PIB en algunos de los principales países desarrollados, como ha sucedido recientemente en España, con una recuperación mucho menos vigorosa de lo inicialmente estimado, que podría terminar el año con crecimientos del PIB en torno al 5% anual. También habría que tener en cuenta la efectividad de las vacunas actuales frente al covid-19, o quizás, el que más preocupa a los inversores, como es la subida de la inflación en EEUU y Europa, con importantes subidas en los precios de las materias primas y la energía, y también, cuellos de botella en el sector manufacturero, que están produciendo algunos retrasos en las cadenas de producción y suministro. Todos estos factores van ser las claves para determinar cuando la Fed podría comenzar el “tapering”, tal y como se conoce al proceso gradual de retirada de estímulos y comienzo en las subidas de tipos de interés, que podrían adelantarse a finales de 2021 y 2022 respectivamente. De hecho, el Banco de Inglaterra ya ha lanzado mensajes donde el repunte de la inflación por encima del 3% justifica una moderada subida de tipos a partir de 2022, tensionando su política monetaria, y el Banco de Noruega, por su parte, ha tomado la decisión, ya esperada, de subir los tipos de interés hasta 0,25%, y continuará con el proceso durante 2022. Por otra parte, el reciente veto a las criptomonedas decretado por China ha provocado una caída importante de sus cotizaciones. En nuestra opinión, las caídas en renta variable y consolidaciones de precios son oportunidades de compra, dado que los apoyos de fondo al mercado por parte de los Bancos centrales se mantienen, también el escenario de recuperación de beneficios empresariales en el medio plazo, por lo que consideramos que la renta variable sigue siendo el activo que presenta mejor binomio rentabilidad-riesgo, tal y como ha sucedido en la primera parte del año, sobre todo, en un entorno de bajos tipos de interés, cercanos a cero, o incluso negativos, como sucede en Europa. Desde un punto de vista técnico, manejamos un escenario con rangos iniciales de 8.250 a 9.050 puntos para el Ibex 35, de 3.900 a 4.200 puntos para el EuroStoxx 50, y de 4.300 a 4.450 puntos para el S&P 500, cerca de máximos históricos, situados en 4.550 puntos.

Compartir es demostrar interés!

23 comentarios sobre “Incremento de volatilidad en las Bolsas tras el verano
Carlos Bocanegra Baquero. Director Renta 4 Granada

Comentarios cerrados.